30.8 C
Madrid
martes, 25 junio 2024
InicioSaludCómo proteger tus dientes diariamente

Cómo proteger tus dientes diariamente

Fecha:

Últimas artículos

Para mantener una buena salud bucal, muchos dentistas sugieren cepillarse los dientes al menos dos veces al día.

Sin embargo, cepillarse después de cada comida es aún más beneficioso. Ya sea que uses un cepillo de dientes eléctrico o manual, asegúrate de escoger uno que te permita alcanzar todas las áreas de tu boca. Los dentistas también recomiendan cambiar el cepillo cada tres o cuatro meses.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de escoger un cepillo de dientes?

Es fundamental que el cepillo de dientes sea de alta calidad y esté fabricado con materiales seguros y cómodos. Usar el cepillo adecuado facilita mucho el mantenimiento de una buena salud bucal. Muchas personas encuentran que los cepillos eléctricos ayudan a cumplir con los dos minutos recomendados por los dentistas para el cepillado.

Visita a tu dentista dos veces al año

Es crucial visitar al dentista regularmente para mantener una salud bucal excelente. Lo ideal es realizar al menos dos visitas al año para limpiezas y chequeos. Un odontólogo capacitado puede detectar problemas potenciales a tiempo y ofrecer soluciones prácticas. Con su ayuda, es más sencillo tratar caries y otras afecciones.

Sensident Mallorca es muy conocida entre los residentes locales gracias a su trato amable y atención personalizada. Ofrecen técnicas y materiales avanzados, asegurando una experiencia relajante para los pacientes. Disfruta de un ambiente acogedor en esta clínica, donde un equipo altamente calificado te atenderá con tecnología de punta y prácticas innovadoras.

¿Para qué sirve la pasta de dientes y por qué es tan importante?

Elige una pasta de dientes que proteja tu boca contra la sensibilidad dental y combata caries, sarro, placa, gingivitis y manchas. Por esta razón, es crucial elegir una pasta de buena calidad que se ajuste a tus necesidades, ya sea que tengas sensibilidad dental o problemas de mal aliento.

Utiliza una técnica de cepillado adecuada

Mantén tu cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados. Llega hasta el último diente de cada fila. Mueve el cepillo con movimientos cortos, del tamaño de un diente, para limpiar cada superficie. Los movimientos largos y rápidos suelen dejar áreas sin limpiar. Asegúrate de limpiar las tres caras de los dientes: frontal, trasera y superior.

Haz uso consciente del hilo dental

El uso del hilo dental es casi tan crucial como el cepillado. Mejora la salud dental al eliminar partículas de comida entre los dientes, disminuyendo la acumulación de placa y eliminando bacterias. Si tienes dificultades para usar hilo dental, prueba con hilo encerado o más ancho.

Utiliza hasta 18 pulgadas de hilo dental para tener una porción limpia en cada diente durante la limpieza. Curva el hilo en forma de C mientras lo deslizas hacia arriba y hacia abajo en cada diente. Asegúrate de usar hilo dental en ambos lados: frontal y trasero, tanto en los dientes superiores como en los inferiores.

Enjuágate en la mañana y en la noche

El enjuague bucal mejora tu rutina de limpieza dental con propiedades adicionales para matar gérmenes y prevenir la placa. Deja tu boca libre de gérmenes y limpia. Hay enjuagues bucales alcohólicos y sin alcohol disponibles.

No olvides cepillarte la lengua

A menudo, la gente olvida limpiar la lengua después del cepillado. Raspar la lengua es vital para mantener la salud bucal, ya que descuidarla puede llevar a enfermedades orales y mal aliento.

Asegúrate de beber más agua

Sabemos que el agua es la mejor bebida para la salud general y lo mismo aplica para la salud oral. Enjuaga tu boca con agua después de comer para eliminar residuos pegajosos y ácidos.

Evita alimentos y bebidas azucarados

La placa se forma por la combinación de azúcar, saliva y bacterias, descomponiendo el esmalte y causando caries. Evita alimentos y bebidas azucaradas para mantener tus dientes sanos.

Cepíllate al menos dos veces al día

Cepillarse dos veces al día previene el mal aliento, elimina bacterias y placa, y remueve manchas. Sigue la rutina de cepillar tu lengua, usar hilo dental y enjuague bucal para tener dientes limpios y sanos. Sé consciente de tu salud bucal, bebe mucha agua y evita el azúcar. Recuerda visitar al dentista regularmente para mantener una sonrisa radiante.

En portada: