25.7 C
Madrid
martes, 25 junio 2024
InicioSaludRemedios caseros para el dolor de garganta

Remedios caseros para el dolor de garganta

Fecha:

Últimas artículos

Lo primero que probablemente pienses cuando te duele la garganta es: “ugh, ¿tengo que volver a beber té y tragar líquidos calientes?”. Pues sí, las cosas calientes ayudan y mucho a resolver este problema de salud, pero te daremos algunos consejos más. Pero antes, tenemos las respuestas a tus preguntas sobre las causas del dolor de garganta y la mejor manera de tratarlo. Desde sprays y gotas calmantes hasta remedios caseros naturales, cubrimos todas las bases en esta práctica guía.

¿Qué causa el dolor de garganta?

El dolor de garganta es una inflamación de las membranas mucosas que recubren las vías respiratorias. Las causas más comunes del dolor de garganta son las infecciones por virus o bacterias. El dolor de garganta bacteriano provoca la inflamación de las células que recubren las vías respiratorias. El dolor de garganta vírico es más común y se produce al entrar en contacto con un virus, como el del resfriado común o la gripe. Hay una gran variedad de virus que pueden causar dolor de garganta, y los síntomas pueden variar de una persona a otra. Los síntomas suelen ser más leves que los de las infecciones bacterianas y no suelen requerir antibióticos.

Síntomas del dolor de garganta

Los síntomas más comunes del dolor de garganta son una sensación de garganta lesionada, voz ronca, cuello hinchado y fiebre. Si tienes una infección bacteriana, el dolor de garganta puede provocar una mucosidad verde y espesa que a veces va acompañada de fiebre, dolor de garganta y mareos. Si tienes un dolor de garganta vírico, los síntomas suelen ser más leves, e incluso pueden desaparecer por sí solos en pocos días. Los síntomas más comunes son un dolor de garganta que no desaparece, una nariz que gotea o tiene cada vez más mucosidad y un dolor de cabeza. Si tienes un dolor de garganta viral acompañado de fiebre, el dolor de garganta puede hacerte sentir aún más enfermo, ya que tu cuerpo ve el dolor de garganta y la fiebre como una infección. Es mejor que descanses la voz, que bebas líquidos y que tu cuerpo descanse hasta que la fiebre desaparezca.

Cómo tratar el dolor de garganta y la tos

Cuando tengas dolor de garganta, probablemente quieras beber mucho líquido para hidratar tu cuerpo y aliviar el dolor de garganta. Pero no busques una botella de refresco o una bebida azucarada. Esto sólo empeorará el problema. Los siguientes remedios si que te ayudarán a solucionar el problema:

Remedios para calmar el dolor de garganta

  • Agua. Debes beber mucha agua si tienes dolor de garganta, ya que estás deshidratado, lo que hace que tu garganta se sienta aún más dolorida. Debes beber al menos 8 vasos de agua cada día mientras tengas dolor de garganta.
  • Vinagre. Puedes hacer gárgaras con vinagre de sidra de manzana.
  • Jengibre. El jengibre se ha utilizado para tratar el dolor de garganta durante siglos, y es especialmente útil para los virus. El jengibre también es un antiséptico y puede ayudar a reducir la inflamación de la garganta. Hazte infusiones de jengibre y verás la mejoría casi al instante.
  • Pimienta de cayena. Puedes hacer gárgaras con una infusión de pimienta de cayena, que tiene propiedades antibacterianas que ayudarán a eliminar las bacterias de la garganta.
  • Bañarse con agua salada. Bañarse con agua salada puede ayudar a eliminar el exceso de saliva de la boca, que puede provocar dolor de garganta. El agua salada también tiene propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar la garganta.
  • Miel. La miel tiene propiedades antiinflamatorias que alivian el dolor de garganta y ayudan a hidratarla. La miel también tiene propiedades antimicrobianas que ayudan a detener el crecimiento de las bacterias, por lo que no se acumula ninguna bacteria desagradable mientras tienes dolor de garganta.

Conclusión

Un dolor de garganta es simplemente molesto, pero una infección bacteriana puede ser peligrosa, por lo que es importante obtener un diagnóstico y tratarla lo antes posible. Afortunadamente, hay muchas cosas que puedes hacer para aliviar las molestias, como beber mucha agua y aplicar gotas o sprays para el dolor o el frío. También puedes aliviar el dolor de garganta comiendo alimentos ricos en zinc, como los plátanos y el yogur. Ten en cuenta que el dolor de garganta suele aparecer tras un resfriado común o una gripe, así que descansa la voz y duerme mucho para ayudar a tu cuerpo a defenderse de futuras infecciones. Y, cuando tengas dolor de garganta, asegúrate de tratarlo con estos remedios para poder volver a tus actividades normales lo antes posible. Si pasan varios días con el dolor, tienes fiebre o no te encuentras bien, el mejor remedio es acudir a tu médico de cabecera para que te recete algún medicamento.

En portada: